Tendencias de diseño de muebles en 2017


Por: Cecilia G. Sánchez Otamendez

A término de año, hacemos una retrospectiva para analizar que ha sido del 2017 en cuanto a diseño de muebles e interiorismo, con tendencias marcadas por la principal plataforma del diseño mundial: “El Salón Internacional del Mueble de Milán, 2017”.

En el evento tomó protagonismo el diseño para el hogar, exclusivo e innovador.  Este espacio ideal para el mueble se consolida promoviendo y mostrando, la imaginación de creadores emergentes, que ganan la atención de los cazadores de tendencias. Son sus propuestas de estética vanguardista, evocadoras de las cuatro primeras décadas del siglo XX.

La feria se manifestó con una línea discursiva hacia el lujo (metales, vidrio, piedras) haciendo gala al refinado diseño italiano y otra, con un toque más industrial, donde el diseño es práctico y asequible para el “arte del vivir”.

Estuvieron presentes, empresas de todo el mundo, entre ellas Guardarte (una de las compañías españolas más prestigiosas en el sector de la alta decoración) con un discurso atemporal y elegante, además de otros estudios en los que destaca el respeto hacia la naturaleza, a través del diseño, con el uso de la madera reciclada.

El encuentro transitó desde lo más clásico hasta la contemporaneidad, haciendo énfasis en la era tecnológica y rindiendo culto a los nativos digitales.

La capital del diseño mostró creatividad, innovación y tecnología, marcando las pautas de lo que sería el año 2018:

– Uso de maderas como material estrella de la decoración de interiores, en tonos naturales, poco veteadas y enalteciendo los acabados artesanales.

– Piezas de corcho, que aportan calidez y textura a los ambientes.

– Decoración eco-friendly (muebles realizados con materiales reciclados).

– El mármol como protagonista en el lujo y elegancia.

– Acabados en cobre y dorado para piezas de mobiliario, presentes en patas y detalles.

– Mezcla de materiales puros y brutalistas, de los que surgen piezas con un cierto aspecto lujoso.

– Piezas creadas con materiales muy pesados, muchas veces casi sin tratar, véase grandes piedras, vigas de metal, planchas de mármol.

– Estilo industrial con materiales como madera y metal son contrastados con colores fuertes y oscuros como el rojo y el negro.

– Colores con tonalidades suaves, frescos, como el verde y el azul que recrean escenarios naturales y nos invitan a la relajación y al descanso.

– Estampados alusivos a la naturaleza o con formas orgánicas.

– Tapizados y muebles hechos de elementos un poco más industriales, combinaciones como madera-metal fueron de las más recurridas este 2017.

– Recuperación de materiales y técnicas antiguas y, por otro lado, la vuelta al mundo del lujo, para elaborar tejidos artesanos; muebles tradicionales; maderas tratadas con ceras artesanales; cerámicas con pigmentos naturales; cristales soplados manualmente; metales martillados, etc.

– Uso de metales como latón o cobre, con maderas en su estado más natural.  

– Telas de tejidos naturales, sin brillos, como lino, terciopelo de algodón o los nuevos tejidos procedentes de plantas, como el bambú.

Aquí te presento los principales exponentes de las tendencias del año:

Y sin dudas, estaríamos Amano si te adelanto qué será del 2018: pues, puramente artístico, puede que más, que el año que culmina. Habrá una explosión de colores vibrantes haciendo de los salones, espacios vitales. Gran influencia del estilo barroco con riqueza en las texturas; materiales exquisitos como el terciopelo; diferentes superficies brillantes de metal y la adición de madera oscura. Oro satinado o latón cepillado. El mobiliario, de líneas limpias sin detalles o adornos innecesarios, basado en lo práctico, lo funcional y con la capacidad de ahorrar espacio, en resumen: BUEN DISEÑO.

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Regresa Arte y Moda
Next Botellas plásticas, ingenio y paciencia