SOLUCIONES RENOVADORAS


Salón Renovación

El deseo de vivir en un ambiente agradable, nos hace buscar la belleza en cada uno de los elementos que lo conforman: las dimensiones y distribución del área; los materiales que se utilizan; los muebles y accesorios de decoración que se eligen. Todo es parte de un mismo fin, y es posible cambiar el “humor” de una habitación con un poco de pintura; con el uso adecuado de la luz o colocando un objeto llamativo y funcional en un rincón estratégico.

Cuando llegué a esta casa construida en 1951, la intención de renovarla partió del hecho de acomodarla a un nuevo estilo de vida y ello demandaba, del espacio, nuevas funciones. Así, me di a la tarea de proyectar soluciones a esas necesidades.

Fui organizando mi intervención renovadora por espacios pero antes hice una valoración general. La cantidad de ventanas con las que cuenta la casa garantiza una excelente circulación de aire y facilita el aprovechamiento, al máximo, de la luz natural. Dada esa característica de la arquitectura, seleccioné el color blanco para las paredes ―excepto cocina y baños― ofreciendo así una sensación de amplitud, claridad y limpieza. A su vez, pretendía lograr un ambiente cálido, y para ello, utilicé luz amarilla y moduladores de intensidad, los moduladores me permitirían regular la luminosidad, a conveniencia.

comedor

En el salón elegí acabados muy simples para destacar el mobiliario, formado por una ecléctica colección de piezas, tanto contemporáneas como antiguas, lo que da una mezcla de estilos muy original.

Terminado el salón, desplacé la tarea restauradora al cuarto. Allí, algunos elementos, como muebles, cortinas, cuadros y otros accesorios que estaban me complacían. Y al ser de mi agrado y avenirse con mi idea, pues de alguna manera pautaron la selección de lámparas y textiles para tapizados que seleccioné a la hora del cambio. Así, haciendo converger lo que existía con mi propósito, conceptualicé la armonía cromática sobre los colores ocres.

Cuarto

En la cocina, seleccioné mosaicos que denotaran texturas rústicas para conciliar una convivencia con la madera de la estantería. A la vez que contrastaran con el acabado en metálico pulido, del equipamiento electrónico. Un elemento al que le presté mucha atención en este espacio, fue la luz, debido a las funciones que se realizan en él. Por ello, se utilizó una luz general indirecta y, bajo los estantes superiores, luces que iluminaran directamente el área de trabajo.

cocina

En las terrazas se potenció la utilización de materiales rústicos, como madera y bambú. Se reutilizaron elementos de la casa, como el vitral, que en este caso se transformó en lámpara para ambientar la terraza.

Terraza

Y finalizada la renovación, el ambiente de la casa estaba adecuado a mi gusto, sin perder los valores de la construcción inicial, mis expectativas estaban satisfechas.

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous UN EDIFICO DE LUZ
Next EL DISEÑO PARTICIPA: ELFOSGRÁFICA