Diseño a partir del contexto y las condiciones urbanísticas. Creación de un hito simbólico, en altura, a la entrada de la bahía. Elevar a categoría estética el fenómeno climático del rompimiento de las olas en el Malecón. Tomar como referencia la herencia de la arquitectura del Movimiento Moderno de Cuba.

Vista del exterior del hotel

Integración del arte contemporáneo cubano en el diseño del hotel. Son algunas de las ideas que forman parte de las premisas conceptuales que guiaron los pasos para este excelente proyecto 100% cubano. Nacido de las manos de los arquitectos José Antonio Choy y Julia León Lacher y su equipo de proyectos conformado por los arquitectos Adriana Choy, Ana Núñez, Marlene Isla, Alexis Silva, Sandra Becerra, Islay Martínez, Kiovet Sánchez, Carlos Rodríguez y el DI. Antonio Villar (sin olvidar a nadie).

El edificio se estructura en varios cuerpos en los que se distribuyen las funciones. Las mejores vistas, a la ciudad y al Malecón,  son reservadas para la ubicación de las 200 habitaciones. La unión entre la fachada restaurada y el nuevo edificio, parte del uso de los recursos formales del antiguo inmueble para la generación de la nueva estructura. Como alegoría a las olas que se precipitan contra el Malecón, el diseño de la cubierta, concebido como elemento artístico, rompe con la horizontalidad y  verticalidad de las líneas heredadas en la fachada.

Este concepto logra un mayor espectáculo visual al generarse por aspersión, una nube de agua que además de función estética, actúa como torre de enfriamiento y elemento de bienestar climático en el  lobby. Las mamparas, elemento que defiende la estética de la nueva estructura, forman parte del estudiado sistema de  protección solar que proponen.

A pesar de la etapa de diseño en la que se encuentra el proyecto, estos creadores de gran  experiencia, proponen la tecnología más avanzada en hormigón armado para la estructura del edificio. Los materiales naturales  y sus derivados (la piedra, los vidrios, biorresinas, metales de baja oxidación) constituyen la selección propuesta para evitar el envejecimiento prematuro de una edificación, que una vez realizada, podría cambiar, para bien, el contexto actual de la arquitectura nacional.

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous LESS IS MORE... A PROPÓSITO DE LA SILLA DE ALAMBRE
Next DISEÑO DE ENVASES: TENDENCIAS 2016