Arte en vidrio: Rosa María de la Terga


Dedicada al vidrio, como actividad artesanal, esta edición de la Feria Internacional de Artesanía (FIART 2017), rinde homenaje a la destacada diseñadora, creadora y restauradora de vitrales, Rosa María de la Terga Tabío, a quien el Comité Organizador otorgó un reconocimiento póstumo.

Una obra prolífera y verdaderamente admirable hizo que el nombre de esta artista cubana se difundiera dentro y fuera de nuestra Isla. Casi medio siglo de recorrido, llevado del  modo más profesional y estéticamente extraordinario, hicieron que el vitral cubano renaciera y se plagara de arte y colorido llevado de su mano y su intelecto.

Óculo del hotel Plaza decorado con flores azules.

Rosa María de la Terga proyectó e implementó tantas formas de decir, a través del color y el diseño fresco y elocuente de sus vidrieras, lucernarios, mamparas, mediospuntos, que se hace difícil pensar su ausencia física. Alumna aventajada y maestra profunda y convincente, dedicó su vida al vitral, elemento inseparable de la arquitectura religiosa y residencial en Cuba, en las etapas colonial y republicana.

Comienzo y luces de una obra apasionada

En las décadas posteriores a 1959, Celia Sánchez fundó un taller donde se iniciaron, en el oficio del vitral jóvenes artistas cubanos de la plástica. Entre ellos sobresalió Rosa María, quien después del despegue, no se detuvo en su creación. Gracias a ella y a su fecunda labor, el modo artístico de filtrar un rayo de luz y convertirlo, en manantial de matices, se ha mantenido vivo y ha germinado entre jóvenes creadores.

Actualmente, la obra de esta magistral orfebre, se encuentra diseminada en muchos establecimientos e instituciones cubanas; centros históricos-culturales, establecimientos comerciales, instituciones educativas y religiosas, residencias, restaurantes y colecciones privadas.

Lámpara realizada por Rosa María de la Terga para la Contraloría General de la República.

Fundadora de la Asociación Cubana de Artistas y Artesanos (ACAA), la vida la premió con ese don mágico de recrear arte y luz a través del vidrio. Desde Amano rendimos homenaje a quien fuera virtuosa artesana, maestra y promotora apasionada del vitralismo en Cuba.

Luceta del restaurante Tocororo

Entre los stands más destacados de FIART 2017 está Taller Rosa María de la Terga que recoge una muestra de su trabajo. Invitados están todos los seguidores de Amano, a disfrutar de este regalo exclusivo.

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous ROX 950, aniversario del arte en joyas
Next Regresan las Jornadas Técnicas de Arquitectura Vernácula en Cuba