Eclecticismo arquitectónico en Cuba


Centro Asturiano de La Habana
Centro Asturiano de La Habana

El eclecticismo arquitectónico es una tendencia artística que mezcla elementos de diferentes estilos y épocas de la historia del arte y la arquitectura. Se manifiesta en Occidente entre mediados del siglo XIX y principios del XX. El término ecléctico viene del adjetivo griego (εκλεκτός) que significa: escogido que a su vez deriva del verbo griego escoger (εκλέγω). Exactamente lo que hicieron los arquitectos y artistas de esta época, seleccionaron lo que más les interesaba de toda la Historia del Arte y le dieron una forma peculiar.

La arquitectura ecléctica tuvo su momento en Cuba durante el período republicano (1902-1925), y se vio reflejada en edificios públicos y privados construidos en este período. La influencia de las constructoras norteamericanas asumió un gran peso en medio de un gran auge constructivo.

El eclecticismo en Cuba se basó en el uso bastante liberal de los códigos clásicos, influidos por el desarrollo del racionalismo constructivo. En la isla, el eclecticismo tomó mucho del neoclásico, muchas veces relacionado con el neogótico, neo-renacentismo y con la arquitectura tradicional colonial. A continuación haremos referencia a algunas construcciones cubanas, significativas que responden a este estilo arquitectónico.

Estación_central_de_trenes_La-Habana
Estación central de trenes La Habana

Terminal Ferroviaria de La Habana

Amplios ventanales y balcones con extensas balaustradas, son elementos que se destacan en la fachada, junto a la marquesina que cubre parte de los portales. La majestuosa edificación se levanta muy próxima a restos de la Muralla de La Habana. Posee en su frente un anchuroso parqueo adoquinado, a manera de las coloniales plazas habaneras.

Está rodeada por amplios portales y conchas estilo Salamanca que adornan sus fachadas. En su interior, dando paso a los pisos superiores, una recia escalera de mármol de Carrara conduce a las oficinas administrativas. Posee enormes puertas de maderas preciosas: caoba, cedro y cristales que dan acceso al salón de espera que, a manera de patio central cubierto, se abre mostrando columnas y pilastras revestidas de mármol, predominando el sentido del espacio y de la luz natural.

Toda el área que comprende la Estación está protegida por una verja perimetral combinada, de muros y columnatas de granito y rejas de hierro rematadas por puntas de lanza.

Capitolio
Capitolio Nacional de Cuba, La Habana

Capitolio Nacional de Cuba

Fue inaugurado el 20 de mayo de 1929. Es una monumental edificación que impresiona por su majestuosidad. Su cúpula, escalinata, estatuas, interiores, jardines, todo conforma una estructura única que deja ver en cada detalle, la conjugación de estilos.

Capitolio-entrada
Capitolio, entrada

Su fachada es de estilo neoclásico, con un pórtico de 12 columnas jónicas. Y para llegar a ella, una gran escalinata de granito. El conjunto está rematado por una enorme cúpula de 32 metros de diámetro, recubierta de planchas de oro de 22 quilates. La cúpula finaliza en una linterna con 10 columnas y, exactamente debajo de ella, una estrella de mármoles acoge una réplica del diamante que indica el kilómetro cero de la Carretera Central de Cuba.

Capitolio, Salon de los Pasos Perdidos
Capitolio, Salon de los Pasos Perdidos

Además, el recinto interior está compuesto por varios salones —entre los que destaca el de Los pasos perdidos—, una biblioteca, dos hemiciclos que rematan cada extremo del capitolio y los jardines interiores. Todo con un marcado eclecticismo, en el que se mezclan, fundamentalmente, el neoclásico y el art decó.

Centro Asturiano, interior
Centro Asturiano, interior

Centro Asturiano de La Habana

Elocuente y suntuoso ejemplo de la arquitectura ecléctica de inspiración española, construido en 1927. Es uno de los edificios más representativos de la época republicana en Cuba. Sobresalió en su tiempo, tanto por las técnicas de construcción empleadas (en particular la estructura de acero, cubierta de piedras, tejas y losas de concreto) como por los materiales utilizados en el acabado: mármoles de Italia, España y Estados Unidos; carpintería de caoba cubana; vidrieras importadas de Madrid y lámparas decorativas en bronce, con cristal de Bohemia. En la actualidad, es sede de la Colección de Arte Cubano del Museo de Bellas Artes.

Palacio de Valle, Cienfuegos
Palacio de Valle, Cienfuegos

Palacio de Valle

Es una de las edificaciones de notorio valor arquitectónico de la provincia de Cienfuegos por sus características constructivas y su imponente belleza.  La entrada es de estilo gótico primitivo y le sigue un salón comedor de influencia mudéjar. Posterior a la sala de música y juegos estilo Luis XV, el recibidor muestra un marcado estilo Imperio, con artesonado en oro, zócalos de mármol rosado, aplicaciones de bronce y piso de mármol blanco.

Palacio de Valle, interior
Palacio de Valle, interior

Algunas columnas interiores y exteriores recuerdan la mezquita de Córdoba en España. La construcción está rematada con tres torres diferentes entre sí: una, gótico- romana; otra, india y un minarete de estilo árabe. Llaman la atención, a la entrada del edificio, dos esfinges de animal de las fábulas egipcias con cabeza y pecho de mujer y cuerpo y patas de león.

Son muchas las construcciones donde sobresale el estilo ecléctico, sobre todo en la capital que, en este período, se hallaba en plena expansión. En otra ocasión retomaremos el tema para recrearnos un poco más en esos significativos inmuebles que dan a la arquitectura en Cuba ese toque monumental e histórico. De momento aprovechemos estos que tan Amano tenemos y de los cuales siempre es satisfactorio conocer un poco más.

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Cocinas minimalistas
Next TODO ES DISEÑO: Carlos Alberto Masvidal