El diseño de patrones es un fantástico universo de poesía visual y formas enmarañadas.

Conocer los diferentes tipos de motivos repetitivos clásicos puede ser provechoso para cualquier diseñador que en determinado momento necesite hacer uso de este recurso decorativo propio del arte ornamental.

« Que un patrón sea chulo, resulte atractivo y armónico, y encima quede bien y no se noten los saltos y los cortes, tiene su cosa. Si no, abre tu Illustrator y haz la prueba»[1]

Tipos de motivos: todo es cuestión de estilo

Hace algunas semanas publicábamos el primer artículo de nuestra saga “Para diseñar sobran motivos”, donde presentamos una selección de tipos de motivos repetitivos, patrones o «patterns». Esta colección presentaba los tipos de motivos como resultado de la expresión humana. Esta perspectiva de relacionar los tipos de patrones con la cultura y la cosmovisión en la cual surgieron pone de relieve la utilidad de los patrones para enmarcar un diseño en un estilo o ambiente concreto.

Para elegir los tipos de motivos que integran esta segunda parte nos basamos en aspectos formales como su estructura y la forma de los elementos que los componen. Debido a la gran cantidad de clasificaciones existentes, evitaremos centrarnos en las más evidentes y fáciles de denominar (motivos florales, botánicos, estampado animal, camuflaje, motivos étnicos, etc.).

Guilloché

A la vez potente y delicado, moderno y tradicional, simple y sorprendente, el guilloché es uno de esos patrones que resultan más sencillos de intuir que de discernir o describir con rigor.

Cuando trabajaba para la agencia Messmer Seiler Design, en Basilea, Suiza, tuve la oportunidad de diseñar motivos para múltiples destinos, desde minúsculos patterns monocromáticos para esferas de relojes, hasta coloridos estampados para pañuelos de seda tipo Hermès, o diferentes estilos de motivos (sobrios y elegantes o divertidos e informales) para distintos soportes de comunicación. Pero es sin dudas el guilloché, que se encuentra entre las técnicas decorativas más antiguas del oficio de la relojería, uno de los tipos de motivos más interesantes que pude explorar.

En artes decorativas, el guilloché es una técnica de grabado que origina formas compuestas por líneas que se cruzan. Los trazos son casi siempre sinuosos.

Aparece como ingrediente decorativo en arquitectura, relojería, joyería, cubertería y ebanistería. Debido a su complejidad y a su elevado nivel de detalle, constituye una garantía de seguridad que les complica la tarea a los falsificadores de billetes y documentos de identidad.

Guilloché
Guilloche
Guilloché
Guilloche

 Moiré

Un estampado de tipo moiré (del francés moiré, pronunciación muaré) imita los efectos ópticos del patrón de Moiré, efectos ondulantes o fluctuantes originados por la interferencia de dos estructuras en forma de enrejado que se superponen con un determinado ángulo. Como en el caso del guilloché, las ondas interfieren unas con otras para configurar patrones oscilatorios complejos. Sólo que los movimientos ondulatorios que produce el efecto moiré son generalmente caóticos y más difíciles de analizar y de descomponer. Estas perturbaciones perceptivas le confieren al pattern una apariencia misteriosa y cautivadora.

Clip para disfrutar de un fascinante gráfico animado inspirado en el efecto Moiré.

Moiré
Moiré

 Lunares

“Los estampados de lunares me hacen feliz. Tienen, de hecho, la reputación de hacer eso.”[2]

Los estampados de lunares evocan un estilo a la vez juvenil y retro. Sugieren simplicidad, inocencia, diversión y alegría. Pero no siempre ha sido así.

En la Europa medieval los patrones moteados eran tabú. Hacían pensar en enfermedades como la lepra, la viruela y la peste bubónica. Evocaban la imagen terrible de los pañuelos salpicados de sangre a causa de la tuberculosis.

Con el paso del tiempo estas connotaciones negativas fueron gradualmente vaciándose de su contenido hasta ser olvidadas. Este tipo de motivo pasó a ser puramente decorativo, de modo que a mediados del siglo XIX ya era de uso común en el mundo occidental. Adquirió diferentes denominaciones y originó variantes en distintas regiones.

  • Dotted Swiss (o swiss dot) en Suiza

“Hay algo en su belleza inocente, simple, repetitiva que habla a mi alma.”

Se dice que el diseño dotted swiss se originó alrededor de 1750 en St. Gallen, Suiza. De connotación ligera y delicada, este tipo de motivo presenta lunares pequeños y uniformemente espaciados sobre un fondo claro. Los lunares del tejido dotted swiss aparecen generalmente en relieve, bordados sobre un delgado textil de algodón. Se utiliza con frecuencia en cortinas y prendas de vestir particularmente delicadas, como vestidos nupciales y ropa para niños.

Dotted Swiss

Puede apreciar otros ejemplos de dott aquí

  • El quincunce en Francia

El término francés quinconce, que deriva del latín quincunx (en español quincunce) fue adoptado en Francia para evocar el tipo de disposición geométrica según la cual se organizaban los puntos de los estampados de lunares. Se trata de un patrón basado en cinco elementos: cuatro forman un cuadrado, y el quinto aparece en el centro de dicho cuadrilátero, de igual manera que la representación del número cinco en las fichas de dominó y los dados.

Una variante de esta repartición, cuando el triángulo formado por tres elementos contiguos es equilátero es la llamada “al tresbolillo”. Los elementos, dispuestos en al menos dos filas paralelas, forman triángulos equiláteros. En este caso se guarda siempre la misma distancia entre elementos que entre filas, de manera que un elemento cualquiera pertenece a tres filas o alineaciones distintas.

“al tresbolillo”
  • Thalertupfen en Alemania

Thalertupfen (Thaler: la moneda utilizada en la Europa de habla alemana hasta finales del siglo XIX, y tupfen: manchas), fue el término utilizado por los alemanes para denominar el estampado de grandes lunares del tamaño de esta moneda.

Thalertupfen
  • Polka Dots (o punto de polka) en los Estados Unidos

Es con el término anglosajón polka dot que se conoce en todo el mundo el estampado de lunares o topos. Con la intención de sacar provecho de la popularidad del baile de la polca a finales del siglo XIX, un fabricante textil estadounidense acuñó esta locución polka dot para describir los puntos de una de sus telas. Aunque no existe una conexión conceptual que vincule al diseño de lunares con la polca, el nombre se pegó, y hoy el término se refiere a un estampado de puntos redondos, uniformemente espaciados y de tamaño idéntico. En España, este tipo de estampado suele asociarse con la moda flamenca.

Polka Dots (o punto de polka) en los Estados Unidos
Polka Dots

“Los lunares son el camino hacia el infinito.” – Yayoi Kusama

Bull’s eye

Al igual que los lunares, el bull’s eye (ojo de buey) se basa en formas circulares. Es un patrón de círculos concéntricos que origina a menudo efectos ópticos de movimiento o pulsación. Los redondeles pueden o no superponerse.

Bull`s eye
Bull`s eye

 Bird’s eye

El bird’s eye (ojo de pájaro) es uno de mis preferidos, quizás porque encarna la insuperable elegancia del contraste entre el blanco y el negro.

Bird`s eye
Bird`s eye

Compuesto por figuras en forma de diamante dentado, este tipo de motivo confiere cierto carácter étnico. Debe ser porque guarda relación con ciertos diseños textiles bastante comunes en las culturas indígenas de los Andes, la cruz andina y la cruz simétrica. Siguiendo este enlace encontrarán un resumen sobre símbolos textiles mapuches y sus significaciones donde aparecen estos dos y otros diseños.

Cruz andina
Cruz simétrica

Motivo de chevrón o simplemente zigzag

Chevrón

Desde hace algunos años este tipo de motivo no ha dejado de ganar terreno. Inicialmente introducido en el mercado a través de las alfombras, se ha ido abriendo camino en el diseño de interiores, de packaging y de modas, colonizando disímiles soportes.

Chevrón (tapicería)

 

Chevrón (tapicería)

El término chevrón define un símbolo en forma de uve invertida o de compás con el vértice hacia arriba, bastante frecuente en el campo de la heráldica. Constituye una buena opción, más llamativa y singular, si se desea variar un poco de las rayas tradicionales.

Chevrón

Al igual que el pattern bird’s eye, el motivo chevrón aparece a veces combinado con patterns de corte “tropical”. La mixtura de lo geométrico con lo orgánico genera un resultado exquisito e inspirador.

Chevrón tropical

Ditsy o ditzy

El término anglosajón “ditzy” puede ser traducido como “tonto”. La ortografía más comúnmente utilizada en español para referirse a este tipo de motivo es “ditsy”.

Un estampado ditsy es bastante pequeño en escala y despide un aire ingenuo. Los motivos suelen estar dispersos o dispuestos de forma aparentemente aleatoria, en lugar de estar ordenados según un patrón definido. Debido a su pequeña escala, a cierta distancia, un estampado “ditsy” puede ser percibido casi como un color plano. Aunque los motivos florales parecen ser el elemento más común en los estampados ditsy vintage, las flores no son el único motivo representado en este tipo de patrón.

Ditzy

Cuentas y discos (bead and reel)

Este pattern se inspira de un antiguo adorno arquitectónico denominado cuentas y discos (traducción encontrada en un artículo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, donde se listan varios ejemplos de molduras decorativas). Presente en esculturas, molduras de cornisas y también en piezas de numismática, consiste en una disposición lineal en la que se alternan elementos en forma de cuentas ovales con otros en forma de carretes.

Cuentas y discos
Cuentas y discos

Cuentas y discos

Huevo y Dardo (egg and dart)

El patrón de tipo huevo y dardo es otro ejemplo de apropiación de motivos de la arquitectura clásica para crear patterns modernos. Consiste en una secuencia donde elementos ovales alternan con otros en forma de flecha. Aparece en ocasiones junto al patrón cuentas y discos, como en el ejemplo de la imagen. Es interesante apreciar cómo en la contemporaneidad continuamos reciclando motivos típicos de las manifestaciones culturales más antiguas de la humanidad.

Huevo y dardo
Huevo y dardo

Teselados

Los teselados o teselaciones definen patrones de repetición compuestos por formas entrelazadas que pueden extenderse hasta el infinito, pavimentando completamente una superficie sin que queden espacios y sin que se superpongan las figuras.

Varias culturas a lo largo de la historia han utilizado esta técnica para construir pavimentos o muros de mosaicos. Una de las más notables figuras del siglo XX en la concepción de teselaciones con fines puramente pictóricos es Maurits Cornelis Escher, artista holandés, que citamos en la primera parte de esta serie “Para diseñar sobran motivos”, cuando hablábamos de los mosaicos hispano-árabes, de los cuales Escher se inspiró para crear sus célebres configuraciones repetitivas. Probablemente lo más espectacular del trabajo de Escher son las transformaciones que sufren las formas, que gradualmente se transforman en figuras completamente diferentes.

Aquí encontrarán una vista global de las manifestaciones de los teselados en la historia del arte ornamental.

Teselado

Cuatrifolio

En arquitectura, un cuatrifolio (quatrefoil en inglés), es un motivo decorativo que se asemeja a un trébol de cuatro hojas o a una flor de cuatro pétalos. En geometría puede describirse como la forma resultante de la disposición en cruz de cuatro arcos, o de la intersección de cuatro lóbulos cuyos centros corresponden a los vértices de un cuadrado.

Ha sido utilizado en distintas artes (pintura, arquitectura, heráldica, numismática). Es fácil de encontrar en el arte gótico. La flor de cuatro pétalos aparece en la trama distintiva de la marca Louis Vuitton.

Cuatrifolio

Trifolio

Un motivo similar al cuatrifolio pero de tres pétalos, es decir, en forma de trébol.

Trifolio
Trifolio

 

Arlequín

Un patrón de formas romboidales. Toma su nombre del famoso personaje de la Comedia dell’Arte (Italia, siglo XVI), que llevaba un traje de motivos abigarrados en forma de diamante.

Arlequín

Motivo Vermicular

Un patrón formado por líneas torcidas y serpenteantes. La palabra se deriva del latín vermiculus, gusanillo.

Vermicular
Vermicular

Celosía

Un patrón inspirado en la estructura arquitectónica homónima fabricada generalmente a partir de piezas entrelazadas o calando dibujos en una pieza compacta. Este tipo de motivo en forma de rejilla tiene cierto aspecto delicado y resulta visualmente interesante gracias a los efectos ópticos de figura-fondo que provoca.

Celosía
Enrejado

Patrones de Henry John Woods

Como M.C. Escher, Henry John Woods aunó ciencias exactas y arte ornamental a través del estudio de este campo tan particular de los motivos repetitivos.

Nacido en Brooklyn, New York, en 1904, Woods estudió matemáticas en Oxford, Inglaterra. Desarrolló una parte de su vida laboral en el mundo del textil, lo cual sin dudas influyó en sus trabajos sobre los fundamentos geométricos del diseño de patrones. Los resultados de estos estudios fueron publicados entre 1935 y 1936 bajo el título de “The Geometrical Basis of Pattern Design”. Woods dibujó y describió cuarenta y seis patterns bicolores, que más que simples motivos repetitivos constituyen teselaciones con inversión figura-fondo, ya que se componen de formas y contraformas idénticas que recubren enteramente el plano, sin intersticios.

Henry Woods

Para gustos, los motivos

Son muchas las ventajas de familiarizarse con los tipos de motivos repetitivos si deseamos potenciar el impacto de nuestros diseños. En lo que a visibilidad respecta, tienen una función casi señalética: son un marcador fácil de distinguir. Desde el punto de vista morfológico, su estructura les permite duplicarse al infinito, por lo cual resulta práctica su aplicación sobre superficies. Al representar en términos visuales un estilo, refuerzan la singularidad de un diseño, haciéndolo más pregnante y fácil de memorizar.

La versatilidad de este recurso hace posible la conformación de infinitas composiciones visuales. Cada diseñador puede ejercer el diseño de patrones a su manera; optar por reproducir en sus diseños los modelos clásicos de modo más o menos fiel, o inventarse un universo propio donde experimentar el placer de jugar con las formas y crear, descubrir y comprender, para ejercicio y placer de sus sentidos.

Para diseñar sobran motivos (I)

Notas

  1. http://www.sleepydays.es/2015/04/los-8-mejores-disenadores-de-patrones.html
  2. http://fox4kc.com/2012/03/19/history-of-polka-dots-and-my-obsession-with-them/

No Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Proyecto Bajacú
Next Vittorio Garatti nos habla sobre las bóvedas catalanas